Menú Cerrar

Ocho formas de hacer que la vida de una persona con pérdida de audición sea más fácil

Seguro que, si conoces a alguna persona que sufra pérdida auditiva, en alguna ocasión te ha comentado que a veces tiene ciertos problemas en su vida cotidiana para seguir algunas conversaciones o para realizar ciertas actividades y las evitan para no tener que verse comprometidos sin saber qué está pasando a su alrededor.

Es por eso que hoy queremos dejarte unos consejos para que, si quieres ayudar a esas personas cuando estás con ellas a que se sientan más cómodas con tu compañía, los pongas en práctica:

  1. Ante todo actitud positiva
    Lo que más puede ayudar a esa persona es ver que no supone un lastre para las personas con las que convive por lo que, si estamos siempre positivos, ayudando y repitiendo lo que nos pida las veces que haga falta para que cualquier situación no le sea más incómoda de lo que de por si le pueda resultar.
  2. Crear un entorno de audición cómodo
    Nuestra capacidad de escucha mejora cuando lo que nos rodea se encuentra en una situación lo más óptima posible.
    Hay que hacer todo lo posible para que el ruido de fondo sea mínimo y la estancia o lugar esté bien iluminado para que esa persona no tenga dificultad a la hora de leer los labios de los demás mientras hablan.
  3. Dejar que elija su posición
    Cuando quedéis en un restaurante o en algún lugar donde os vayáis a sentar, deja que sea esa persona la que decida donde prefiere sentarse para que esté lo más cómoda posible en función del entorno en el que estaréis durante ese tiempo.
  4. Llama su atención al dirigirte a esa persona
    Será de gran ayuda que, mediante algún gesto, le hagas entender que te diriges en ese momento hacia él o ella para que pueda permanecer atento. Para una escucha activa, será bueno que pueda leerte los labios por lo que no te cubras la boca ni comas mientras le hablas para no impedir su concentración.
  5. Si estáis en grupo, hablad ordenadamente
    En muchas ocasiones, las relaciones grupales para una persona con dificultad auditiva son realmente difíciles por lo que intentad hablar de uno en uno si es posible para que exista una mejor inteligibilidad.
  6. No sientas lástima, muéstrale tu apoyo
    No pidas perdón si alguien te dice que no te ha escuchado porque tiene un problema sino trata de ayudarlo y pregúntale qué puedes hacer para que, gracias a tu esfuerzo se encuentre más cómodo.
  7. Conviértete en su aliado
    En muchas ocasiones esa persona puede estar cansada de tener que repetir continuamente que su audición no es completa por lo que ayuda a que los demás lo sepan para que hablen con claridad y de frente o, por ejemplo, en un restaurante, ayúdale repitiendo lo que el camarero os indica para que no tenga que pedir él mismo que se lo repita.
  8. Nuevas tecnologías
    Cada vez son más los productos que complementan a los audífonos para ayudar a estas personas en diversas situaciones de su vida cotidiana. Será de gran ayuda si te mantienes al tanto de todas ellas para que puedas experimentar con ella el nuevo uso de ese producto y que trabajéis en conjunto por mejorar su situación gracias a ellos.
     

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies