Menú Cerrar

La Dra. Dª. Alicia Huarte Irujo nos habla de la importancia de escuchar precozmente en las III jornadas Audiológicas de mope

La Dra. Dª. Alicia Huarte Irujo, es médico, especialista en Foniatría y Audiología, colaboradora del Dpto. ORL y coordinadora del Programa de Implantes Cocleares de la Clínica Universitaria de Navarra. En su ponencia trató de LA IMPORTANCIA DE ESCUCHAR PRECOZMENTE

“466 millones de personas según la OMS padecen una pérdida de audición discapacitante y de ellas 34 (millones) son niños, con lo cual, tenemos una amplia población a la cual tenemos que prevenir, detectar y tratar” Comenzaba diciendo la Dra. Alicia Huarte durante su charla acerca de la importancia de escuchar precozmente.

La pérdida auditiva conlleva una serie de repercusiones y limitaciones en el día a día del niño, todas ellas recogidas por la OMS. Huarte nos decía que: “Existe una limitación para comunicarse, limitación para desarrollar el lenguaje, como no se pueden comunicar, no tienen una eficaz interacción comunicativa, pues estarán aislados, tenderán a estar solos” La falta de comunicación, aparte de perjudicar sus relaciones sociales, también penalizará el desarrollo escolar, fomentando en ocasiones el fracaso escolar en estos niños si no se toman las medidas adecuadas.

Los bebés nacen con las estructuras necesarias para poder escuchar, pero su sistema nervioso auditivo va madurando conforme va siendo estimulado. Por lo tanto, intervenir el problema auditivo es la base del éxito en la atención temprana. La Dra. Huarte explicaba que “La detección es muy importante, pero la detección sin una intervención no hacemos nada, porque realmente para conseguir minimizar las consecuencias de la pérdida auditiva no podemos quedarnos solo en la detección hay que intervenir

Actualmente contamos con los medios para detectar la pérdida auditiva en niños, pero una vez diagnosticado, debemos centrarnos en las familias que reciben la noticia, afirmaba Dra. Huarte “Todo padre que tiene un hijo no está preparado para tener un hijo con una deficiencia auditiva, probablemente en su vida no ha tenido personas con deficiencias auditivas cerca, no sabe ni lo que es y ni se lo espera” Si se quiere tener un diagnóstico y tratamiento precoz es necesaria la colaboración de la familia ya que son la parte fundamental del éxito de las adaptaciones infantiles.

Es vital explicar que es la pérdida auditiva a los padres y es necesario guiarles en este proceso desde el lado más humano. “Lo primero que tenemos que hacer es guiar a los padres sobre la deficiencia auditiva, orientarles para que empiecen a colaborar y que podamos llegar a un diagnóstico y que ellos no se sientan solos” Aceptar un niño sordo es un proceso y conlleva superar una serie de fases que con el tiempo han cambiado. Alicia Huarte nos habló sobre la fase del duelo para aceptar la noticia. Los padres antes se enteraban de la pérdida auditiva sobre los dos años de edad de su hijo, pero ahora, antes del mes están detectados, a los tres meses están diagnosticados y a los seis están adaptados.

Esto hace que el tiempo de duelo actual sea mucho menor y puede generar a los padres pensar que no tienen un hijo sordo, porque se ha solucionado el problema auditivo y no es así. Además, un niño sordo puede tener otras patologías asociadas que pueden manifestarse después de la adaptación “Una patología neurológica va a ir apareciendo después de los dos años de edad” comentaba la Dra. Huarte. Alrededor del 40% de los niños sordos puede tener una enfermedad asociada, dificultad en el aprendizaje, retraso en su desarrollo del lenguaje o autismo.

Actualmente, a la hora de tratar a los niños sordos no solo se busca solucionar el problema auditivo sino también el origen para optar por el mejor tratamiento. “Los niños que nacen sordos, su pérdida de audición en un 60% tiene una causa genética” decía la Dra. Huarte. El 40% restante es por causas adquiridas y dentro de este porcentaje destaco la presencia del virus citomegalovirus como una de las más habituales.

El tratamiento debe imponerse cuanto antes ya que el sistema nervioso va madurando a través de la estimulación y con el paso de los meses y años. Si no existe estimulación el desarrollo no será normal. “Queremos estimular la corteza auditiva en un periodo muy sensible, para que tengamos un buen desarrollo madurativo y tengamos una buena respuesta auditiva” comentaba la doctora Huarte. Además, este tratamiento debe complementarse con una intervención temprana de terapeutas especializados en el habla. Cuanto más tarde se establezca el tratamiento menor será el rendimiento y el provecho que obtenga el niño de este recurso.

Con todo esto la Dra. Alicia Huarte destaca que es vital disponer de un programa de atención temprana, pero para ello es necesario la colaboración y trabajo en equipo. “Para llegar realmente a un programa en el que tengamos detección precoz, diagnóstico y tratamiento precoz, vamos a necesitar la ayuda de recursos técnicos, intervención temprana, el apoyo de las familias y de las diferentes asociaciones junto con todos los profesionales médicos o de los hospitales, audiólogos etc.…”

Desde mope agradecemos a la Dra Huarte su ponencia, que despertó mucho interés entre los asistentes a las III Jornadas audiológicas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies