Menú Cerrar

¿En qué se diferencia un otorrino de un audiólogo?

Estamos seguros de que, en alguna ocasión, tú o alguna de las personas que te rodean habéis tenido dudas sobre la diferencia de tareas que llevan a cabo un otorrino o un audiólogo.

Ambos son profesionales que tratan afecciones relacionadas con el oído, pero suele darse cierta confusión cuando un paciente tiene que decidir si opta por un otorrinolaringólogo o por un audiólogo.

En esta entrada queremos hablar sobre ello para poder aclarar posibles dudas. Así a modo de resumen, se podría decir que:

  • El otorrino es un especialista que cura, mediante medicina y cirugía, las lesiones del oído.
  • El audiólogo corrige las alteraciones relacionadas con la audición, por medio de la adaptación de prótesis auditivas.

La diferencia más notable entre ambos especialistas es que los otorrinos tratan enfermedades relacionadas con nariz, oído, faringe, la laringe, alteraciones de voz, glándulas salivales, tumoración y lesiones de la cabeza y el cuello.

Por el contrario, el audiólogo está especializado en audiología y en el oído, gestiona un gabinete auditivo y es el encargado, entre otras tareas, de realizar audiometrías, elaborar estudios completos de audición y se encarga de la correcta adaptación de los audífonos.

La otorrinolaringología es la especialidad que estudia enfermedades del oído, audición y equilibrio, así como las vías respiratorias superiores y algunas inferiores como nariz, faringe o laringe.  Además, dentro de esta especialidad habría que incluir las cirugías reparadoras de rostro y cuello, traumatológicas, plástica, estética y oncológica.

La audiología es una rama de la ciencia clínica responsable del diagnóstico y prevención de problemas de audición. Decir además que los audiólogos deben adaptarse a la situación de las personas con pérdida auditiva.

Ya que la audiología tiene como objetivo corregir la audición de las personas, es un área de la medicina en la que se cuenta con conocimientos y equipos tecnológicos de gran precisión.

A modo de resumen y conclusión, podríamos decir que las cuestiones médicas corren por cuenta del otorrino y las cuestiones de pérdida auditiva y y adaptación de prótesis auditivas para controlarla corren por cuenta del audiólogo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies